sábado, 15 de octubre de 2011

MEDITACIÓN

   El cielo celeste intenso y el sol en este invierno fueron los colores del vivir. La práctica del meditante puede tener enfoque en cuatro tiempos, el pasado, el
presente, el futuro y lo eterno. 
   La meditación puede tener como objeto el comprender el presente inmediato, el comprender un conflicto y el superarlo. La meditación puede tener por objeto el comprender el procedimiento de una obra, de un armado. La meditación puede tener por objeto el superar obstáculos, el superar pensamientos negativos y erróneos. La meditación puede ser el pasado, la niñez, otros estados de vida que ya son recuerdos...está lo que entra a ser recuerdo.
   La meditación puede ser la vida pasada, la historia juvenil. Hay que salir de lo erróneo, del conflicto, de la tensión y el temor, hay que salir de las palabras indebidas y hechos indebidos. La meditación es toma de conciencia de la realidad del punto, que hace, que siente, que piensa, que ama, de
quien escapa, a quien invoca, por qué obra así y así.
   Atender a la enseñanza: practicar el consejo de los buenos. Practicar la ley que es rectitud y armonía. Hacer las cosas en su debido tiempo. Transitar lejos de los malos y de los errores, la balanza justa lleva a la gracia.
 
                                                                                     Víctor Hugo Márquez
                                                                            San Salvador de Jujuy 12-07-09
                                                                             victormarquez07@hotmail.com
                                                                                                                                                                                      

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada